HAMBRE EMOCIONAL

Regalanos un Like

Características que diferencian el hambre emocional de la fisiológica.

1- El hambre emocional surge repentinamente, la fisiológica lo hace progresivamente.
2- La urgencia predomina en el hambre emocional, mientras que la fisiológica puede esperar,
3- El hambre de tipo emocional se asocia a una comida específica, mientras que la fisiológica es indeterminada.
4- En el hambre emocional, parece que nunca es suficiente lo ingerido; en la fisiológica, estar satisfecho es suficiente.
5- El hambre emocional genera culpa, vergüenza o tristeza, la fisiológica no genera sentimientos negativos.

Comer emocionalmente es una necesidad urgente, caracterizada por el ansia de ingerir un determinado alimento o alimentos en cantidades excesivas, pues se pierde el autocontrol necesario para parar.

Esta conducta se hace repetida y genera un aumento de peso, lo que incide en la autoestima y lleva a seguir comiendo para sentirse mejor. De esa manera se genera un círculo vicioso, marcado por la dependencia emocional a la comida.
Es necesario diferenciar esta conducta de los antojos, algo que todos en ocasiones tenemos. En estos casos, se da el deseo de comer algo en especial, pero hay un límite marcado por la saciedad normal del organismo. Cuando se come emocionalmente, esto no funciona porque el motivo que lleva a la ingesta exagerada sigue estando.
Enfrentar el hambre emocional
El hambre emocional es una conducta que debe ser enfrentada, porque puede traer graves consecuencias.

Lo primero que debes hacer es asegurarte que tu cuerpo está físicamente satisfecho. Esto significa que existe un equilibrio de vitaminas y minerales. En algunos casos, se puede lograr con un suplemento multivitamínico todos los días, siempre consultando a tu médico, aunque lo fundamental es llevar una alimentación saludable, cambiando las comidas inadecuadas.
Las emociones requieren un químico llamado serotonina: sin ella, te sentirás cansado, deprimido, irritable o con ganas de comer carbohidratos.

Para obtener serotonina de una forma natural y saludable, puedes hacer algunas de estas acciones:

1- Realiza actividades aeróbicas, al menos 20 minutos, cuatro o cinco veces por semana.
2- Aprovecha los rayos del sol, de 5 a 20 minutos por día. Evita hacerlo entre las 10 y las 16 horas.
3- Evita el consumo de alcohol y cafeína.
4- Rodéate y permanece en contacto con la gente que quieres, ya sea amigos o familiares.
5- Lleva una dieta balanceada, rica en proteínas vegetales y frutas.
6- Descansa adecuadamente: duerme entre 7 y 8 horas por día.

Con estos pasos te aseguras de que tu cuerpo está cuidado y si continúas teniendo hambre, puedes pensar que es de tipo emocional.

Indaga cual es la situación que te angustia y busca la forma de solucionarla. Con pequeños pasos consistentes puedes solucionar un problema de trabajo, relaciones o en tu estilo de vida.
Quizás el problema sea muy grande como para solucionarlo de una vez, fíjate pequeñas metas que puedas ir logrando en aras de tu objetivo.
Habla con un amigo o con un familiar de aquello que te aflige y si es necesario, busca ayuda profesional.

Sea cual sea el motivo que te haya hecho subir de peso, NEW LIFE DIET te ayudará a que recuperes no solo tu autoestima y figura si no sobre todo tu salud.

Escríbenos directamente por inbox para explicarte cómo lo lograrás….

TE ESPERAMOS

Regalanos un Like